EL DIOS DE TODOS

El Dios de los judíos, cristianos y musulmanes es el mismo. Tres religiones muy grandes, con el mismo Dios. Como las religiones son sólo la forma – agrupadas en congregaciones – de adorar a ese Dios, es muy triste ver las tres formas de seguir a Dios peleando entre ellas. Para los ateos, más parece una cosa de locos, y más aún cuando existe tierra y derechos de gobernar, por el medio, la cosa se pone peor. La ONU, dice que la paz en Palestina depende de respetar y conocer los fundamentos del otro. Querer que los demás adoren a Dios (Alá, Jehová, Dios o cómo quieran llamarlo) de la misma manera que nosotros, los creyentes, lo hacemos, es una IDIOTICE digna de la época de las cuevas. Lo racional es que cada uno siga a DIOS de la forma que quiera sin interferir en la forma que los demás quieran, aun o aunque no sea de la misma manera ni en la misma congregación que la nuestra. Los no creyentes – o ateos – deben ser respetados de la misma forma. Está escrito con letras claras y bien explícitas en nuestro Manifiesto Universal de los Trabajadores no marxistas Socialistas Democráticos. ¿Quieres conocerlo ?. Pida un ejemplar GRATIS a través de este Blog.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *