LOS RICOS Y LOS POBRES

La distancia entre los ricos y los pobres, según los marxistas y los comunistas, no debe existir. Para esto los comunistas hacen que los ricos se queden pobres (a la fuerza y robando lo que es de ellos) y los pobres continúan siendo pobres. De esta forma se elimina la separación entre ricos y pobre. Al ser todos pobres, parece que el problema desaparece. Como en verdad, no desaparece, entonces los comunistas imponen la dictadura a la fuerza y nadie puede opinar ni protestar. Se elimina así (aparentemente) la discordia que surge entre los que fácilmente lo tienen todo a mano – que son los comunistas del gobierno – y los que no tienen ni que comer. Se crea así la clase “dirigente opresora”. Es decir, la clase que ellos denominan de “explotadora” es sustituida por otra clase, que la llamamos de “opresora” ejecutiva. Entonces se substituye la clase económicamente dominante por la clase políticamente gobernante, que lo hace en una forma dictatorial, totalitaria, opresiva e injusta.

Los Trabajadores siempre se quedan por abajo, mucho más abajo que la situación por los comunistas denunciada. Se quedan sometidos y esclavizados. Se pierden derechos sagrados de los Trabajadores, como el derecho a la huelga, el derecho de crear centrales de Trabajadores verdaderamente independientes, el derecho de luchar por sus derechos, el derecho de crear sus propias organizaciones y partidos políticos independientes del gobierno, y el derecho a la libertad, sobre todo a la libertad de expresión, organización y unión.

Para los Trabajadores Socialistas Democráticos la cosa está muy clara, si tenemos las necesidades básicas garantizadas, como un Trabajo y un salario para llevar comida a casa y dar una vida digna a nuestras familias, no nos importa de quien sean las empresas, si de los privados, del Estado o de los marcianos. No nos importa que los ricos tengan tres casas, si nosotros tenemos una vivienda decente para vivir. Que las mujeres de los ricos tengan sus cuerpos llenos de joyas y los hombres sus autos y amantes de lujo, si nosotros tenemos lo básico para vivir y en forma civilizada; entonces no nos importamos con lo que los ricos tengan. No somos envidiosos. Lo que si nos importamos es tener y conseguir lo que nos falta a los Trabajadores: Trabajo y Salario, que constituyen el punto ideológico número dos del Manifiesto Socialista Democrático, que es coincidente con el segundo Principio de la Filosofía Socialista Democrática. ¿Debemos permitir la existencia de los ricos en una Democracia o debemos prohibir la existencia de partidos ANTIDEMOCRÁTICOS?

¿SABÍA QUE LA FILOSOFÍA SOCIALISTA DEMOCRÁTICA REÚNE LO MEJOR DEL SOCIALISMO (JUSTICIA SOCIAL) Y LO MEJOR DE LA DEMOCRACIA (LIBERTAD Y PLURIPARTIDISMO)?

VÍDEO: PRINCIPIOS DEL SOCIALISMO DEMOCRÁTICO:

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *