CEDAE

CEDAE es el nombre de la Compañía de Aguas e Esgoto de Rio de Janeiro, Brasil. Es una compañía como los marxistas y comunistas desean y les gusta. Nada de dinero privado ni participación particular en ella. Es 100% del Estado. Es pública estatal como es en Cuba y en cualquier país comunista. Tiene una bonita función: proveer de agua limpia y saludable para más de 13 millones de personas. Además provee servicios de alcantarillado sanitario. Es un privilegio y un honor trabajar en ella. Tiene una gran responsabilidad y está asociada a una gran tecnología que cumple muy bien. Diferente a otros países en que las compañías de aguas son concesiones privadas o público privadas. Cuando tiempo atrás escuché un candidato a gobernador del Estado decir que lo primero que haría seria arreglar y resolver los problemas de la CEDAE que era la peor empresa del Brasil (no fue elegido), pensé que estaba cometiendo una gran injusticia con esa empresa, que yo consideraba muy buena (yo vivía en la parte buena de la ciudad) a pesar de las constantes reclamaciones de los clientes de barrios periféricos. Decían que la CEDAE les cobraba agua pero que no les mandaba ni una gota. Ni alcantarillado tenían de la empresa. El alcantarillado era un pozo séptico hecho por ellos mismos. Tenían que consumir agua de pozo hervida, porque estaba contaminada. Aún así tenían que pagar la cuenta de agua. Decidí investigar más a fondo este problema. En verdad, la CEDAE cobra las cuentas de agua (de la forma que veremos más adelante) sin enviar ni siquiera una gota de agua. Cuando los clientes reclaman de esta injusticia, la CEDAE dice que está cobrando apenas el alcantarillado. Los clientes responden que no es posible pues los pozos sépticos fueron hechos por ellos mismos. Entonces la CEDAE dice que es el “costo de instalación”. Los clientes dicen que la instalación ni medidor tiene y que ellos (CEDAE) podrían retirar la instalación porque está sin uso. La CEDAE responde que es una “empresa social” y no puede cortar ni retirar las instalaciones porque la ley no lo permite. La CEDAE manda las cuentas no pagadas a los órganos competentes con los ya conocidos problemas en que los clientes, no pueden ni comprar una heladera (refrigerador) porque se les ha cortado el crédito. Los clientes van atrás de abogados que se niegan a prestar servicios porque dicen que es causa perdida. Entonces van directo al Tribunal de justicia y se encuentran con un tremendo aviso: “ESTE TRIBUNAL NO ACEPTA RECLAMACIONES NI PROCESOS CONTRA LA CEDAE”. ¡¡PLOP!! Es decir tratamiento como los comunistas quieren: el Estado omnipotente tiene siempre la razón. Nosotros? Somos agentes del Imperialismo Norteamericano pagados con dólares yanquis para tumultuar el pobrecito gobierno de los ángeles (ellos). Este es así porque no son gobierno. Si lo fueran, estaríamos en la cárcel y no nos soltarían hasta que seamos juzgados y confesado trabajar para los yanquis y la contra-revolución. ¿Cómo es cobrado? Por el “consumo medio”. Palabras inocentes y que se justifican por sí mismas. Pero esto es aplicado en la forma del Imperio del Mal. El consumo medio no es más que la forma de cobrar altos valores cuando el hidrómetro marca “cero” m³ porque estaba de vacaciones con la familia en casa de los padres. O porque no hay hidrómetro. Aprovechan para colocar una observación en su computador: “SOSPECHA DE ROBO”. RECLAMACIONES EN LA PROPIA CEDAE TIENEN COMO PRACTICA HACER ESPERAR A LOS CLIENTES HORAS Y HORAS para que al final digan “es así mismo, nada podemos hacer”. ¡¡PLOP!! Son tantos los delitos de la CEDAE que muchos ruegan a Dios que la CEDAE sea privatizada. Esto no garantiza que los clientes serán tratados con justicia pero la esperanza es la última que muere. En el libro MANIFESTO SOCIALISTA DEMOCRATICO es EXIGIDO QUE OS PRIMEIROS m³ SEAN GRATIS para todos. La CEDAE es una empresa monopólica del Estado pero no nos olvidamos de lo que dice uno de los candidatos a presidente del Brasil (Guilherme AFIF Domingos): “monopolio no es necesario para las empresas buenas y eficientes y las malas o ineficientes, no lo merecen”. En una dictadura no se podría escribir esto, ni protestar. Los Trabajadores NO marxistas Socialistas Democráticos sabemos que el Imperialismo Marxista quiere enjaularnos a todos en una dictadura comunista donde seremos esclavos por toda la vida. Tenemos ODIO y ASCO de las dictaduras.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *