COMBATE AL MARXISMO – II

Combatir el marxismo y todas sus ramificaciones, principalmente su brazo político, el comunismo, necesita de mucha coraje, decisión, energía, buena voluntad, convencimiento, una filosofía del bien, sin temer el enfrentamiento (pero es mucho mejor evitar eso, pues los comunistas son deshonestos e no saben dialogar ni discutir), luchar contra ellos por la fuerza es como defenderse de ataques de ametralladora con espadas. Los comunistas pueden ser aniquilados o casi exterminados por la eliminación de las causas que los sustentan. Veamos por ejemplo, la Corea del Norte y Cuba. Cuando los comunistas acabaron con la administración privada de las fábricas de zapatos las reiniciaron con administración de comisarios políticos del Partido Comunista. Estos decidieron que había muchos modelos de zapatos a la disposición del público, por eso decidieron que solo fabricarían tres modelos. Esto era la voluntad del Imperialismo Marxista. Las mujeres cubanas parecían “Margarida de Mickey”. Era un visual horroroso, pero era la “revolución”. (Revolución para peor, pues salieron de una dictadura de Fulgencio Batista para una dictadura de Fidel Castro). Los pies de las mujeres cubanas comenzaron a mejorar de aspecto solo cuando llegaron los zapatos de Checoeslovaquia. A propósito de Checoeslovaquia, cuando la Unión Soviética invadió Checoeslovaquia para evitar la Democratización de ese país, Cuba al frente de Fidel Castro fue uno de los pocos países que dio amplio apoyo a la invasión. Por eso creemos que ahora Cuba también dará apoyo a los EEUU cuando invada Venezuela recuperando la Democracia en ese país. Invasión por invasión, es lo mismo. Continuando con la argumentación de los zapatos, a los Trabajadores nos importa usar zapatos confortables e que sean bonitos en los pies de nuestras mujeres. Si son baratos, mejor aún. Si quien los fabrica es la empresa privada, el gobierno o los marcianos, eso poco importa. Los Trabajadores NO marxistas Socialistas Democráticos sabemos que el Imperialismo Marxista pretende por todos los medios enjaularos en una Dictadura Comunista por toda la vida. Tenemos ODIO e NOJO de las DICTADURAS.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *