CON LA MISMA MONEDA

Por el “principio universal de la reciprocidad”, las democracias no deberían permitir en el sistema político los movimientos o partidos políticos que luchen por la instalación de una dictadura. Mucho menos los que procuren las dictaduras por medios violentos y crueles. Por medio de revoluciones armadas. Es el caso de los Fascistas y Nazistas, de los comunistas y Marxistas. En los países que son gobernados por esos partidos totalitarios, se prohíbe la existencia y el funcionamiento de Partidos Democráticos. ¿¿Entonces, por qué permitir su legalidad en las Democracias?? En la Alemania Occidental (República Federal de Alemania) el Partido Comunista y cualquier otro Partido derivado del Internacionalismo Marxista, así como el Partido Nazista y cualquiera derivación del Fascismo, fueron prohibidos. Lo mismo en Japón y España. Así fue también en varios países de Europa y del mundo. Todos tuvieron un enorme crecimiento dando progreso y bien estar a sus pueblos. El Partido Comunista debería ser permitido en las Democracias de América Latina si Cuba permitir la legalización de Partidos Democráticos en la isla. No nos gustan las dictaduras y no las queremos. Los Trabajadores NO marxistas SOCIALISTAS DEMOCRÁTICOS, sabemos que el Imperialismo Marxista pretende enjaularnos a todos en una dictadura comunista por toda la vida. Tenemos ODIO y ASCO de las DICTADURAS.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *