REFUGIADOS

El aparecimiento de focos de VIRUELA y SARAMPION, practicamente ya erradicados controladamente del Brasil, trae a tona el problema de los refugiados de Venezuela que traen estas plagas desde su país. Esto no es culpa de los refugiados sino que culpa de los comunistas y marxistas que controlan fraudulentamente ese país y que están poco preocupados en resolver los problemas de su pueblo y de los niños El Brasil con su imperfecta Democracia está haciendo un enorme esfuerzo por mejorar las condiciones de vida y salud de estos refugiados. El Brasil tiene sus puertas abiertas a los refugiados que están huyendo del caos político, social y económico de Maduro que intenta instalar una dictadura comunista en su país en los moldes ordenados por el Imperialismo Marxista. Brasil no niega a ningún refugiado el derecho de vivir en una democracia como la Brasileña. Lo hace con un enorme esfuerzo ya que tiene más de 10 millones de cesantes que les falta empleo y tienen que vivir con el ´´seguro de cesantia vital´´. Mantener más de 30.000 venezuelanos que buscan refugio, huyendo de la dictadura marxista de Maduro, no es trabajo fácil para ningún gobierno. Los Trabajadores no marxistas Socialistas Democráticos tenemos ODIO y ASCO de las dictaduras.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *