TRABAJO Y SALARIO

El segundo Capítulo del “Manifiesto Socialista Democrático” trata del Trabajo y del Salario. Entendemos por Trabajo no solamente el empleo, sino que su utilidad para la sociedad. Los Trabajadores no queremos un empleo para contar las palomas en las plazas (como en Cuba) o verificar el nivel de bebida refrescante en las máquinas de la Habana. Esos empleos de trabajos idiotas en nada contribuyen a la sociedad. Son vulgares “empleos-limosna”. Así como no nos gusta que no nos paguen por nuestro trabajo, también no nos gusta recibir sin trabajar. Un buen empleo (útil) y un buen salario, es parte de nuestro objetivo mayor. Cuando estamos dentro de un país en que se practica la justicia social, es mejor aún y nos produce satisfacción completa. Sabemos que es muy difícil conseguir el pleno empleo en cualquier país y que hay períodos de “calmaría”, (sin viento) como solía suceder con las antiguas carabelas. Períodos de “cesantía”. En estos períodos, un “seguro contra la cesantía” seria la protección contra la angustia de la inseguridad de las familias de los Trabajadores y principalmente de los niños. No creemos que debemos vivir como los indios del Amazonas, en que no existe cesantía en las tribus, pero debemos encontrar una forma moderna de evitar la recesión y protegernos de la cruel cesantía. Para quien no sabe: en las tribus del Amazonas, los hombres están prohibidos de cocinar, pero obligados a conseguir el pescado y las otras proteínas que son preparadas solo por las mujeres. ¿Podemos pensar en algo intermediario? Sabemos que el Imperialismo Marxista pretende enjaularnos a todos en una dictadura comunista por toda la vida. Los Trabajadores no marxistas Socialistas Democráticos tenemos ODIO y ASCO de las dictaduras.

¿SABIA QUE LA FILOSOFÍA SOCIALISTA DEMOCRÁTICA REUNE LO MEJOR DEL SOCIALISMO CON LO MEJOR DE LA DEMOCRACIA? DESAPARECEMOS, PERO LOS PRINCIPOS QUEDAN.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *