ALLENDE Y MADURO

Muchos de nosotros nos recordamos de la triste época de Allende en Chile. Para mantenerse en el poder, Allende hacia uso de “subterfugios legales”. En verdad, eran casi siempre apenas subterfugios nada legales. Veíamos con angustia y tristeza como los militares eran usados por Allende. Eran los responsables para hacer estrados y palcos para las reuniones políticas de Allende y sus partidarios. Hacían miles de cosas para Allende con fines políticos. Os militares nada hacían por nosotros. Nos veían pasando hambre y ellos comían opíparamente de lo bueno y lo mejor. Allende les garantizaba todo. Veíamos con miedo e indignación como los GAP (Grupo de Amigos Personales que eran bandos de delincuentes armados, protegidos por el gobierno en sus autos oficiales FIAT-1500) demostraban todo su poder protegidos por Allende. Veíamos con indignación y sin fuerza alguna como los GAP no respetaban la cola (fila) para comprar pollos y nada dejaban para los que estábamos desde la madrugada esperando. Veíamos como los supermercados se quedaban vacíos y nada había para comprar. Veíamos como el dinero perdía su valor día a día. Lo que más nos remordía la consciencia, era que muchos de nosotros habíamos votado en él así como habíamos participado de sus comicios, carreatas y principio de gobierno sin saber sus objetivos ocultos: el marxismo y la dictadura. No teníamos esperanza de los militares, pero si del Parlamento dirigido por Eduardo Frei Montalva y los Demócratas Cristianos, todos muy educados y de fino trato con los marxistas. Es lo mismo que decirle a una hiena para que sea vegetariana. Eduardo Frei era el Juan Guaidó de ahora en Venezuela, solo que Juan Guaidó sabe con el animal rabioso que está se metiendo por eso la educación debe ser lo último de los recursos. Larga vida al Presidente Juan Guaidó. Los Trabajadores NO marxistas Socialistas Democráticos sabemos que el Imperialismo Marxista pretende enjaularnos a todos en una Dictadura Comunista por toda la vida. Tenemos ODIO y ASCO de las DICTADURAS.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *