CARTA ABIERTA

Al Sr. Julio M. Shilling, Miami – USA, Politólogo y defensor de la Democracia para Cuba, combatiendo el comunismo y el marxismo de los que tomaron el poder por la fuerza de las armas en la isla: estimado Sr. Julio, primeramente deseo felicitar su persona por la firme y enérgica lucha contra los comunistas de Cuba. Ser un luchador incansable contra estos bandidos es una condición casi que obligatoria que tenemos todos los demócratas del mundo. Aclaramos que, ser demócrata, es obligatorio ser anti-comunista, diciéndolo francamente. La Democracia y el comunismo (y el marxismo), son incompatibles siempre. En la Democracia cualquier problema puede ser discutido y resuelto por la decisión de la mayoría. En el comunismo, al contrario, nada es resuelto, todo permaneces igual, principalmente las cosas malas. Los comunistas son apenas uno, aunque sean varias las corrientes del marxismo, todas ellas se guían por El Manifiesto comunista de Karl Marx. Los demócratas, por el contrario, somos muy variados. Divididos en demócratas de Derecha, de Izquierda y del Centro. Entre estos, estamos los trabajadores NO marxistas socialistas democráticos en la izquierda y en la derecha los partidarios del capitalismo liberal. Todos tenemos el gusto por la defensa de la Democracia, el pluripartidismo, la libertad, el respeto y la rotación del Poder. En el espectro de la Democracia, somos apenas rivales o adversarios por la conquista del poder en forma temporaria. Tenemos como enemigos los partidarios de las dictaduras de la extrema izquierda y de la extrema derecha. Estos son nuestros verdaderos enemigos que nos quieren destruir, quieren nos hacer desaparecer; basta ver lo que sucede en los países ocupados por los marxistas y comunistas. Los demócratas, aunque tengamos muchas diferencias, apenas queremos substituirnos, nunca eliminarnos. Por eso somos adversarios y no enemigos. Por último, aunque tenga una gran admiración por Ud., no puedo compartir su elogio a Pinochet. Es verdad que el maldito Pinochet enfrentó los comunistas en Chile y los anuló durante su “reinado” de dictador. No se veían por parte alguna los comunistas en Chile. ¿¿Estaban eliminados?? Eso era lo que Pinochet y sus secuaces decían. Veamos un poco más de cerca este asunto. ¿Qué hizo Pinochet?: 1) Usó la fuerza para perseguir todos los demócratas, incluso los que éramos NO MARXISTAS y éramos anticomunistas. 2) Prohibió los partidos políticos y los elimino de la cena nacional (incluso los no marxistas). 3) Usó el poder del gobierno para robar al erario nacional, haciendo millonarios a su familia y amigos. 4) Mandó asesinar en forma gansteril todas las personas que lo criticaban. Lo hizo sin misericordia. 5) Creó el “tribunal de helicóptero” donde encargó a un secuaz (un bandido) para listar los nombres de los que serían asesinados de ciudad en ciudad, ejecutándolos fríamente por miembros de las FFAA. 6) Colocó las FFAA bajo su mando férreo con odio hacia los izquierdistas, fueran marxistas o no. 7) E, a pesar de toda su crueldad fascista, provocó el “esporamento y el encapsulamiento” de los comunistas, por eso, hoy son más fuertes y con más dinero que antes. (En resumo: Pinochet ayudó a fortalecer el comunismo, como un antibiótico mal usado). 8) Fue un declarado enemigo de los demócratas diciendo que solo las FFAA sabían gobernar (lo mismo que dicen los comunistas). 9) Combatir los comunistas,  haciendo más viviendas, dando más educación, pagando mejores sueldos, creando empleos, dando una jubilación a los militares igual que los civiles, dando más libertad y Democracia a los chilenos, nunca se le pasó por la cabeza, porque era un malvado “oligofrénico”. 10) Que nuestros hijos fueran simples soldados y nuestras hijas empleadas domésticas de sus familiares era una idea genial de él. Como dice un ciudadano cubano en una calle en La Habana a la TV Brasileña: “tener salud y educación gratis, renunciando a la libertad, NO VALE LA PENA”. Los chilenos decimos: “lamentamos el precio tan alto que nos hizo pagar el tirano por habernos salvado del comunismo”. Pinochet era peor que Allende (que era muy malo). Pinochet era ladrón, sinvergüenza, fingido, hipócrita y cínico. (Su mujer era peor que él). Pertenezco a un grupo muy pequeño y silencioso de trabajadores NO marxistas socialistas democráticos que rechazamos las tesis del asqueroso y malvado Karl Marx y que queremos Justicia Social, sin eliminar los partidos políticos, sin dictaduras, sin faltar el respeto a los demás, respetando todas las leyes. Somos demócratas, por eso somos antimarxistas y anticomunistas. Por último, le felicito por su valentía de exponer los errores en que el gobierno americano ha incurrido en su lucha contra las dictaduras, especialmente las de Nicaragua, Venezuela y Cuba.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *