¿ELECTRICIDAD GRATIS?

En el Manifiesto Socialista Democrático hay una parte que expresa la intención de que las viviendas de todos tengan una parte de la electricidad (energías) gratis. Las familias más pobres consumen entre 100 y 200 KWh por mes y los más ricos entre 400 a 500 KWh. Podemos deducir, entonces, que todas las familias consumen entre 80 KWh (mínimo de las más pobres) y 550 KWh (las más ricas). ¿Cómo hacer para que los más pobres sean más favorecidos? Muy simple: dando los primeros 100 KWh gratis y los restantes hasta 200 o 300 KWh al precio normal, para todos. El exceso de ese valor energético tendría un adicional para compensar el consumo gratuito. Al final y en total la compañía de electricidad, recibiría la misma cantidad que antes. Los pobres, que consumen hasta 100 KWh por mes tendrían gratuidad en el consumo de energía. ¿Quién pagaría este consumo gratuito? Respuesta: los que consumen bastante. Los pobres saldrían ganando porque no pagarían la electricidad (o muy poco) y las empresas de electricidad no serían afectadas por esta distribución socialista.  Sería una forma de distribución social. Quien puede más, paga más. Esto puede ser hecho con el agua y con el gas. No precisamos de dictaduras para hacer buenas cosas de justicia social.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *