HELIO

Hace mucho tiempo, para nosotros, los izquierdistas, nuestros ídolos eran Lula e Helio Bicudo. Los dos parecían ser los opuestos unidos por un ideal común. Ese ideal era formar un Partido en Brasil que representara a los Trabajadores y dar una esperanza a la clase, a pesar que dudábamos de esa clase. Lula era un operario semi-analfabeto (alergia de leer libros) con claras aptidones sindicalistas e decía que no quería nada con los comunistas, pues era partidario de la Democracia, a pesar de tener un hermano comunista. Helio Bicudo era un intelectual de gran prestigio e profesor universitario. Los dos tenían el mínimo de bienes materiales: un auto y una casa. Vivian de su trabajo únicamente. Los dos crearon el PT (Partido de los Trabajadores). Helio Bicudo renunció a él años más tarde (su propio Partido fundado por él) pues vio, con repulsión, que el Partido era dominado por Lula y se había rodeado de capangas “si señor” con claro apetito marxista. El PT se dirigía para el camino de ser apenas un apéndice del Imperialismo Marxista. Los marxistas estaban felices.  Helio Bicudo continúa hoy creyendo en lo mismo que los años pasados; en la justicia social para todos dentro y fuera del Brasil es decir en forma internacional. La Democracia es una condición esencial para las reformas necesarias y para la Libertad de todos. Con respecto a Lula, está preso por “ladrón” y a pesar de ser rico con sueldo de más de US$ 8.000,00 por mes continúa diciendo que es el más honesto de todos y que los demás somos deshonestos y ni llegamos a los pies de él. Dice que para Brasil desea una Democracia. ¿Para los demás? Cualquier dictadura sirve, si fuera una marxista, mejor aún. Eso se llama, tener dos caras. O mejor diciendo: servir a Dios y al Diablo. ¿¿Alguien entiende eso?? Los Trabajadores no marxistas Socialistas Democráticos sabemos que el Imperialismo marxista pretende por medios oscuros nos meter a todos en una dictadura comunista donde seremos esclavos para siempre.  Tenemos ODIO y ASCO de las dictaduras.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *