KERENSKY

Quien fue Kerensky? Muchos lo acusan de ser el causante de no haber impedido el golpe de Estado dado por los comunistas de Lenin en Rusia. Principalmente los reaccionarios de la derecha, es que piensan así. Nada más falso e inverídico, pues la verdad es que es justamente lo contrario. Alexander Kerensky nasció en Rusia y desde muy joven, aun estudiante de derecho, era un militante SOCIALISTA CRISTIANO. Se sentía muy conmovido por las injusticias sociales de su país. Opinaba que nada cambiaria con el gobierno del Zar. Como abogado fui un tenaz defensor de perseguidos por el régimen. Normalmente revolucionarios anti-Zar. Quería para Rusia una República Democrática sin injusticias sociales. Se Juntó a los SOCIALISTAS REVOLUCIONARIOS para pedir la salida del Zar y realizar las reformas sociales. Edito el diario revolucionario “Burestnik” y por eso tuvo que exilarse por algunos años ya que fui perseguido por la Policía Política del Zar. Después del exilio, fue elegido para el Parlamento Ruso (DUMA) por un pequeño partido TOIL de índole SOCIAL DEMÓCRATA moderado (similar al PADENA de Chile). En la Duma se juntó a los demás partidos revolucionarios (socialistas revolucionarios, socialistas cristianos, social demócratas, etc.) para exigir la abdicación del Zar por medios pacíficos. Rusia ya estaba en guerra con Alemania y nadie discutía cesar las hostilidades. La idea de todos era mantener la guerra junto a los aliados (principalmente Inglaterra y Francia). Finalmente, el Zar dejó el gobierno e inmediatamente se creó un gobierno provisorio y al frente de él la Duma eligió un abogado SOCIALISTA MENCHEVIQUE llamado Georg Lvov. Este primer Primer Ministro llamó a Kerensky como Ministro de Justicia. Enseguida Lvov abrió las puertas de la Duma a los soviéticos de Petrogrado (gran error, pues estos soviéticos estaban saturados de comunistas). Inmediatamente estos comenzaron a planear el golpe de Estado para tomarse el poder a fuerza. Lvov renunció por incapacidad de formar una mayoría. Kerensky fue elegido Primer Ministro (el segundo Primer Ministro – y último – después de la abdicación de la monarquía). Kerensky inició de inmediato un proceso de SOCIALIZACIÓN DEMOCRÁTICA de Rusia. Toda la Educación (completa: básica, media y superior) e Instrucción del estado y del Gobierno pasaron a ser gratuitos para todos. Lo mismo que los hospitales públicos. Abolió la pena de muerte (el hermano de Lenin había sido fusilado por atentado al monarca). Firmó las leyes que garantizaban la libertad de pensamiento y de expresión de todos. Firmó leyes que garantizaban la libertad de prensa total y general. Mandó soltar todos los presos políticos que aun estaban en las cárceles y en el destierro. Permitió la vuelta de Lenin (nadie conocía la perversidad de él) y de todos los exilados políticos perseguidos por el Zar. Creó grupos de gobierno para estudiar la mejor forma de instalar una “justa democracia” en Rusia con leyes que garantizarían las libertades básicas de todos. Proyectó una gran Asamblea Nacional Constituyente que iría elaborar una Constitución democrática federalista para toda Rusia y naciones conectadas a ella. Hizo leyes que punían los sectarismos, las segregaciones étnicas y religiosas y las persecuciones políticas. Creó grupos de trabajo para mejorar las pésimas condiciones de los campesinos y de los soldados en el frente de batalla. Ha estabelecido que las empresas de armamentos tenían que tener un objetivo militar pero todas las demás tenían que tener un objetivo social. O lucro o utilidad debía ser una consecuencia y no un fin. Mientras Kerensky luchaba junto a los soldados para mantener el frente de batalla en la guerra contra los alemanes y hacer reformas sociales para su pueblo, era “apuñalado por la espalda” por los comunistas de Lenin. Cuando Kerensky volvió del frente de batalla y trató de combatir los comunistas en Petrogrado, ya era tarde demás. Había sido mucho para él. Por la frente, los alemanes y por detrás los comunistas, todo simultáneamente. Los comunistas se tomaron el poder por asalto y colocaron a Lenin como su jefe. Lenin, inmediatamente instaló una dictadura total suprimiendo todas las libertades individuales, la propiedad individual (la cual pasó a ser crimen), la libertad de prensa (la única verdad era de los comunistas: Pravda), etc. y mandó hacer la paz inmediata con los alemanes, diciendo; “ni que tengamos que entregar la mitad de Rusia… después la recuperaremos” (Trotski pensó que estaba loco, pero obedeció). Kerensky consiguió huir de Rusia, igual suerte no tuvieron sus partidarios que se pudrieron en las cárceles comunistas. CON LO QUE PASÓ A KERENSKY, LOS SOCIALISTAS DEMOCRÁTICOS TRABAJADORES NO MARXISTAS APRENDEMOS QUE NO SE PUEDE CONFIAR NADA, ABSOLUTAMENTE NADA, NI UN MILÍMETRO, NI UN SEGUNDO, EN LOS COMUNISTAS. LOS COMUNISTAS NO MERECEN LA DEMOCRACIA. (POR LO DEMÁS ELLOS SOLO QUIEREN DESTRUIR LA DEMOCRACIA).

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *