LA DEMOCRACIA

Todos sabemos que la Democracia no resuelve nada, pero permite resolver todo. Al contrario de las dictaduras que no resuelven nada y no permiten resolver cosa ninguna. Entonces, para muchos, la Democracia es menos mala que el resto de los sistemas que existen. Pero sin correr el riesgo de ser exagerados, podemos afirmar que la Democracia tiene muchas cosas buenas que las dictaduras no tienen. Esas cosas buenas son suficientes para escoger a la Democracia como el mejor sistema ya conocido para gobernar los pueblos. La diferencia entre dictadura y Democracia es enorme. Podemos afirmar sin miedo de errar que la Democracia es infinitamente mejor que las dictaduras. La Democracia es lo opuesto a dictadura. Si una persona se dice Demócrata, con toda seguridad es contraria a las dictaduras, es un “antifascista” y un “antimarxista”.

Existen miles de cosas que podemos mencionar por la cuales vemos que la Democracia es superior a cualquier dictadura, sea esta de derecha o de izquierda, o aun, personalista, religiosa o militar. Todo autoritarismo opresor é a antesala de una dictadura; en la cual las libertades son restringidas y arbitrarias al bel-placer del gobernante. Todos sabemos y sentimos que la Democracia es sinónimo de libertad, no solo de la parte “física”, sino que también de la “espiritual”.  En las democracias, las artes son libres; ya en las dictaduras, quien no hace conforme el Estado manda hacer, va preso “ipso-facto”. Del pensamiento de Sir Winston Churchill, en traducción libre, podemos decir que “si la Democracia no es un sistema perfecto, por lo menos es el sistema menos malo de los existentes”.

En la Democracia cada uno puede contribuir para el bien común, de acuerdo a su vocación personal y a las oportunidades que tenga o que encuentre. Sea cuidando de su familia (dueñas de casa), estudiando, enseñando, en la salud social, en la defensa de los derechos de los otros, por la investigación científica, por la actividad empresarial, por el arte, por la política, etc. En una Democracia, todas las actividades profesionales son de libre ejercicio, protegidas (a lo máximo, reglamentadas), ya en una dictadura, son actividades prohibidas fuera del control del Estado, perseguidas y castigadas. Como en general, los totalitarios son partidarios de la dictadura, los Demócratas todos somos contra los totalitarios, contra todos ellos, sean de allá o de acá.

(Parte de este artículo fue transcrito del periódico “Jornal a Gazeta do Povo” del Brasil.)

¿SABÍA QUE LA FILOSOFÍA SOCIALISTA DEMOCRÁTICA REÚNE LO MEJOR DEL SOCIALISMO (JUSTICIA SOCIAL) Y LO MEJOR DE LA DEMOCRACIA (LIBERTAD Y PLURIPARTIDISMO) Y ES CONTRA LAS DICTADURAS?

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *