LO CONTRARIO PUEDE

Mucho se ha analizado, estudiado y discutido, sobre el régimen de la China comunista. Por un lado, se mantiene políticamente una cerrada y opresiva dictadura comunista del punto de vista social, y por otro lado, una economía de mercado de tipo “liberal”. Las probabilidades de cambiar una cosa u otra, son mínimas, para no decir “inexistentes” por parte de la clase reaccionaria gobernante de los comunistas. Para los Socialistas Democráticos (Trabajadores no marxistas) una cosa es clara: las dos cosas son importantes; pero más nos interesa que sea una Democracia política y no una dictadura comunista. En esto somos absolutamente intransigentes. Libertad por sobre todo. Pluripartidismo; Independencia de los medios de prensa; los cinco poderes de la nación totalmente independientes; sindicatos de los Trabajadores libres e independientes; libertad para protestar (pacíficamente); libertad para practicar el derecho de huelga (por algo que es un “derecho”); etc.

El hecho de tener una economía de mercado (liberal) o una economía centralizada de planificación estatal (marxista-comunista, que nunca alcanza sus objetivos), poco nos importa. Lo que sí, importa, es que funcionen bien y sus productos y servicios sean de precios al alcance de todos y con abundancia (sin escasez). Si una empresa no funciona bien, en una Democracia podemos modificarla sin grandes problemas o cambiar su administración. Ya en un régimen comunista o fascista, no, pues lo malo permanece malo. El hambre es el denominador común de todos los regímenes comunistas del mundo.

¿SABÍA QUE LA FILOSOFÍA SOCIALISTA DEMOCRÁTICA REÚNE LO MEJOR DEL SOCIALISMO (JUSTICIA SOCIAL) Y LO MEJOR DE LA DEMOCRACIA (LIBERTAD Y PLURIPARTIDISMO) Y ES CONTRA LAS DICTADURAS, COMO TODO DEMÓCRATA ES Y DEBE SER?

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *