LOS IMPUESTOS

En el capítulo 4 del Manifiesto Socialista Democrático se dice que los Impuestos deben ser menores y más justos. Sabemos que todos los cigarros hacen mal para la salud, entonces somos partidarios que tengan un impuesto único y el más alto posible. Por otro lado, los remedios debían de tener un impuesto mínimo. Esto es JUSTO e CORRECTO. También es justo, que las bebidas alcohólicas debían de tener un Impuesto proporcional a su contenido alcohólico. Así, por ejemplo, una bebida con 12°GL (vino) debía tener un impuesto que sea el doble de un impuesto de una bebida de 6° GL (cerveza) y un cuarto del Impuesto sobre un whisky de 48° GL.  El Impuesto de Renta también es especial. Algunos países usan un sistema creciente para calcular el índice porcentual a aplicar. Esto se llama: “Á cada uno según sus necesidades y de cada uno según sus posibilidades”. El método propuesto por los Socialistas Democráticos es utilizar una formula lineal para calcular el porcentaje a aplicar conforme el sueldo (número de Sueldos Mínimos = SM) del Trabajador, mediante la fórmula: “IP = (K) (SM)”. En el caso de algunos países, el valor de la constante, es k = 0,4.  Así, si un Trabajador gana 4 SM, deberá pagar apenas 1,6% de su salario. (Pueden estar exentos los que ganan menos de 4 SM). Aquel que gana 20 SM pagará 8%. Quien gane 40 SM, pagará 16%. Y así sucesivamente, hasta un máximo de 50%. Obviamente que o valor de “k” es determinado por el Gobierno y el Parlamento de cada país. En una dictadura, el dictador coloca el valor arbitrariamente y todos debemos decir “Amén”. Tenemos ASCO de las Dictaduras.

“EN UNA DICTADURA, LA SOCIEDAD SE MANTIENE EN EQUILIBRIO INESTABLE A PUNTA DE FUSIL” (Traducción de “DEMOCRACIA E TOTALITARISMO” Rio de Janeiro: Ed. Agel, 1985 – Brasil, por Sergio R. M. Becker).

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *