ME ACARICIA, QUE ME GUSTA

Una vez la TV cubana comunista de la Habana, mostró como al terminar un largo discurso, Fidel Castro (100% de estupideces), en una ciudad del interior de Cuba, las mujeres que estaban allí reunidas se fueron encima de Fidel Castro, acariciándolo en forma efusiva. Era prohibido besarlo pero no lo era “acariciarlo”. Pasaban las manos por su barba en “extasis”, como si lo estuvieran haciendo con Cristo. Los comunistas cubanos decían: “vean como el pueblo adora a Fidel”. Lo que estos inefables no decían que lo mismo ocurrió en Rusia cuando los demócratas eran fusilados por los marxistas-comunistas. Antes de la fusilaría, los demócratas abrazaban en despedida a sus verdugos comunistas. Hoy este fenómeno es conocido en la literatura médica como la “síndrome de Estocolmo”, en que las víctimas toman el partido de sus verdugos. ¿¿¿Fidel quería más escuelas, pero era necesario un dictadura para eso??? ¿¿¿Quería más hospitales, pero era necesario una dictadura para eso??? ¿¿¿Quería más fuentes de trabajo, pero era necesario una dictadura para eso??? ¿¿Matar a los opositores?? ¿¿Prohibir la Democracia?? ¿¿Prohibir la libertad de expresión?? ¿¿Se aferrar como cabeza a una dictadura marxista-comunista?? Los Trabajadores no marxistas Socialistas Democráticos sabemos que el Imperialismo Marxista pretende enjaularnos a todos en una dictadura marxista-comunista por toda la vida, junto con nuestras familias. Tenemos ODIO y ASCO de las dictaduras.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *