MENOS MAL

Cuando se supo la victoria del candidato a la Presidencia del Brasil, Jair Bolsonaro sobre el candidato del PT Fernando Haddad, muchos dijeron: “menos mal”, principalmente los que no votaron a favor del PT pero que no tenían verdadera convicción por el candidato de la ultra-derecha. Muchísimos que votaron por Bolsonaro lo hicieron porque era el candidato más rabioso contra el PT. En el fondo votaron contra el PT, más que a favor de Bolsonaro. Se cree que este es el motivo de más peso y que dio la victoria a Jair Bolsonaro. Tenemos entonces el caso esdrújulo que se tiene un presidente “menos mal” (menos malo) que uno del PT. En otras palabras: el Brasil tiene como Presidente a Jair Bolsonaro gracias al PT. El miedo del PT, hizo a millones de brasileños votar en Jair Bolsonaro. Se este miedo no fuera tan grande, entonces el Presidente sería Alckmin o Meirelles, candidatos con un curriculum intelectual enorme, impecable y envidiable. Créese que el PT “nunca más” será gobierno en Brasil. Excepto si fuera con la ayuda de Partidos Demócratas tipo “tonto-útil”. El camino suicida del PT comenzó desde que manifestó su simpatía por Fidel Castro, Chaves y Maduro. Los peores dictadores. Desde que Lula aceptó con la cabeza baja la expropiación de la Petrobras de Bolivia por el indio comunista Evo Morales. La mayoría de los simpatizantes NO marxistas entendieron esto y lo interpretaron como una gran traición. El Partido fue fundado por Lula (entre otros) como un bello partido de Filosofía Socialista Democrática, lejos del marxismo y de los comunistas, interesado en defender la causa de los Trabajadores. El partido fue poco a poco siendo dominado y corroído por los quintacolumnistas marxistas y comunistas. No había nada en él que lo protegiera o los vacunara contra esta maldita contaminación e invasión. Muy diferente de nosotros, los Trabajadores Socialistas Democráticos que decimos públicamente que “el marxismo y el comunismo” son la peor cosa del siglo contra los Trabajadores. Solo con esta declaración nos protegemos de los agentes del Imperialismo Marxista que puedan infiltrarse. Pensamos que a ellos debe ser dado el mismo tratamiento que ellos dan a los demócratas en Cuba y Venezuela: la cárcel. El Brasil es el mayor país de América del Sur e Centro América y a él debe ser dado la máxima atención para evitar que sea tomado por los comunistas o los marxistas ayudados por los tontos útiles. Los Trabajadores NO marxistas Socialistas Democráticos defendemos la DEMOCRACIA y somos contra las Dictaduras.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *