MUNDO INJUSTO

Vivimos en un mundo en que nada se hace o muy poco, para disminuir las injusticias del sistema. De los poderosos en contra de los débiles. No estamos nos refiriendo a las injusticias tradicionales de los sistemas, de las cuales todos sabemos que hay que eliminar, como por ejemplo: que todos no tengan una educación del Estado gratis e da mejor calidad. Que los Trabajadores no tienen un salario justo o adecuado ni una garantía contra la cesantía permanente, que los Trabajadores sean obligados a vivir bajo una dictadura marxista o una pseudo-dictadura religiosa o nacionalista. Sin hablar de los “inefables” regímenes autoritarios que “prostituyen” la Democracia como es el caso de los filo-comunistas de Maduro o del loco peligroso de Turquía. Estamos refiriéndonos de las pequeñas injusticias que hacen de nuestras vidas “un infierno”, como ser: concesionarias telefónicas que cometen variados actos injustos contra los clientes a través de cuentas con valores “psp” (por si pasa), cuentas de agua cobrada cuando ninguna gota fui enviada al hogar (CEDAE-RJ Brasil), cuentas de luz (LIGHT-RJ Brasil) con tasas de iluminación pública cuando no existe ninguno medidor y ni iluminación pública. IPITU de alto valor de viviendas sitas en lugares sin infraestructura (sin seguridad, sin luz, sin asfalto, sin escuela, sin mercados, sin salud, etc.). Cobranza de correo por “tasa de lugar peligroso”. Bancos que cobran tasas por todo e algunas veces indebidamente y sin autorización. Abogados (apoyados pela su orden: OAB) que cobran por sus servicios parte del patrimonio de los clientes (15%) por hacer un divorcio, sin considerar que usted casi se mató trabajando para conseguir ese patrimonio. Médicos que cobran según la “cara del cliente” (o mejor diciendo: según su bolsillo: dinero), etc. Las autoridades fingen que se preocupan, pero que al final Ud. descubre que es lo contrario pues las cosas no se resuelven. En el Socialismo Democrático los consumidores deberán ser protegidos (no de la boca para afuera) y las concesionarias, castigadas, en forma enérgica, contra estos abusos de poder. Sabemos que esto puede ser hecho sin necesidad de una dictadura comunista o fascista, muy por el contrario: en Democracia. También sabemos, los Trabajadores no marxistas Socialistas Democráticos, que el Imperialismo Marxista pretende enjaularnos a todos en una dictadura comunista. Tenemos ODIO y ASCO de las dictaduras.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *