ROSA LUXEMBURGO

El 19 de enero próximo se cumplen 100 años del asesinato de la activista revolucionária Rosa Luxembugo. Los Freikorps que la asesinaron eran los representantes armados de la extrema derecha que después se juntaron a los nazistas. Tenían orgullo de su crimen. ¿Quién era Rosa Luxemburgo? Era una revolucionaria de origen polaca, muy inteligente (tenía un diploma de doctora) y muy avanzada para su época, que defendía el amor libre y era partidaria que las mujeres tuvieran los mismos derechos que los hombres. Se declaraba marxista-comunista y fue líder de la Segunda Internacional en Stuttgart – Alemania. Lenin, Stalin e Trotsky la odiaban porque, a pesar de ser partidaria de la revolución rusa de 1905 e 1917, criticaba parcialmente el comunismo y el marxismo post revolución de Lenin y su “gang”. Especialmente la supresión de la Asamblea Constituyente que haría una nueva Carta para Rusia y la eliminación de la Libertad de expresión. Decía que era posible hacer una Revolución para llegar a establecer un Socialismo Democrático (nadie entendía eso — y hoy tampoco). Rosa Luxemburgo era considerada una peligrosa izquierdista por la extrema derecha alemana y una persona también peligrosa que “confundía las mentes revolucionarias”, por Lenin y su “gang”. Por esta razón sus escritos eran prohibidos en la antigua Unión Soviética. Decía: “Libertad es Libertad incluyendo de los que piensan diferente”.  “La Libertad no es privilegio de los partidarios del gobierno. La Libertad debe ser para todos.” Era una anti-militarista y fue contra la Primera Guerra Mundial. Era contra el autoritarismo (en verdad se refería al totalitarismo) practicado por la izquierda (marxista). Decía que “Democracia y Socialismo eran inseparables.” (Se refería a un Socialismo Humanista). Decía que era partidaria de un “comunismo humanista” (nadie sabe lo que es esto), sin muertes, ni torturas ni prisiones arbitrarias. Lenin, Stalin y Trotsky se quedaban furiosos con su pensamiento.  Rosa Luxemburgo no era una Socialista Democrática, ella era una Socialista Marxista con algunos pensamientos propios, independientes (algunos democráticos) e no extremistas (hoy así considerados). Los Trabajadores NO marxistas sabemos toda seguridad que el Imperialismo Marxista pretende nos enjaular a todos en una Dictadura Comunista por toda la vida. Tenemos ODIO y ASCO de las DICTADURAS.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *