SOLOS

Tiempo atrás vi na la TV en USA una discusión sobre cómo hacer que Cuba vuelva (si es que algún día fue) a ser una Democracia dejando de ser una dictadura comunista. Un parlamentario de USA propuso que la isla fuera invadida por tropas norteamericanas y de esa forma el comunismo allí dejaría de existir en 48 horas. Al final el comunismo fue impuesto a fuerza y a fuerza seria sacado y exterminado. Las bajas americanas serian pequeñas. Todos los que participaban de la reunión se quedaron estupefactos. Callados, como si el parlamentario hubiese dicho una aberración. Aprovechando el silencio, el parlamentario continuó con la palabra. Si eso tuviese sido hecho con Hitler, en el inicio de su gobierno, se habrían salvado millones de personas inocentes. La invasión de Alemania habría sido plenamente justificada, pues Hitler había invadido militarmente la zona desmilitarizada definida en el pacto de Versalles. Todos los presentes a la reunión recuperándose del susto, mostraban un aspecto más tranquilo. Otro parlamentario , que también participaba, dijo que esa idea por más buena que fuera (y definitiva) no podía ser puesta en práctica, pues el Presidente Kennedy había garantizado a Nikita Kruschev que no invadiría la isla en cambio de la retirada total de cohetes de Rusia allí. Otro parlamentario de USA, del grupo de “no intervención” salió con la idea de que los cubanos solos debían cambiar su régimen. Ningún país debe tratar de libertar a los cubanos del comunismo por la fuerza. Eso es cosa de cubanos. Este parlamentario debe haber pensado que dijo algo positivo (pues nunca vivió en un país ocupado por una dictadura). Pero el primer parlamentario que propuso la invasión no está lejos de la verdad. Si Francia hubiera impedido que Hitler tomara esos territorios, mucha gente se habría salvado. Muchos franceses y millares de judíos no habrían sido asesinados por los nazistas. Sin ir más lejos, muchos países de América fueron libertados gracias a la intervención extranjera (Chile, Perú, Colombia, Bolivia, etc.). Todos libertados por tropas anticoloniales extranjeras en contra la corona española después de sangrientas guerras de liberación. Los EEUU fueron libertados con la ayuda de un general francés (Lafayette) contra Inglaterra. Cuba fue libertada por los EEUU y no fue anexado como “territorio libre asociado” como muchos cubanos querían, porque USA no quiso. Chile bajo Pinochet, mataba, torturaba, perseguía, tanto los demócratas (como muchos de nosotros) como a los comunistas e marxistas en general. Queríamos que algún país de afuera nos ayudase. Que algún Demócrata levantara un dedo por nosotros: NADA. Nadie hizo nada. Los comunistas, al contrario, eran ayudados no solo por la Radio Moscú sino que con apoyo financiero y material. Solo que esta ayuda era solo para los marxistas. En esta caso, vale la pena, relatar que la ex Presidenta de Chile, la marxista Michelle Bachelet fue ayudada y protegida por la antigua Alemania comunista. Los Demócratas que huíamos de la ira y locura de Pinochet y sus fascistas éramos tratados con mucho respeto en países como Brasil pero no había ningún privilegio para nosotros. Muy por el contrario; éramos forzados a pasar enormes penurias y hambre. Hacíamos ayuno el final de semana y durante ella nos alimentábamos apenas con un plato de arroz con porotos al día. Éramos considerados como “turistas forzados” o como “emigrados políticos”. Vivíamos en Libertad pero éramos vigilados desde Chile por la Dina que habría nuestras cartas de y para allá. No había fax ni internet, apenas teletipo que era “controlado”. En esa época, Pinochet mandó matar o ex canciller Gabriel Valdés de Allende en USA. El ministro Leighton fui mutilado en Italia por ser Demócrata Cristiano. Los marxistas, decían que los Demócratas estábamos a favor de Pinochet (solo los marxistas para decir tamaña estupidez: hasta ahora dicen eso). Los Trabajadores NO marxistas creemos que no se debe usar la fuerza en Cuba pero si, la máxima ENERGIA para sacar a los comunistas y su dictadura de la isla. Los Trabajadores NO marxistas SOCIALISTAS DEMOCRATICOS, odiamos las dictaduras. Cuba sin Fuerzas Armadas tendría recursos financieros sobrando para dar a su pueblo la FELICIDAD que merece (ENERGIA, PERSEVERANCIA CONSTANTE, PERMANENTE, SIEMPRE).

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *