A CESANTÍA

Volvemos a este asunto de cesantía que es resuelto de cualquier modo en los países de dictadura comunista, como barrer las calles dos veces al día o tener tres funcionarios viajando en los autobuses o anotando el nivel de las máquinas de refresco o verificando los saldos de café en las cafeterías del Estado (todas) por decenas de fiscales o tener verdaderos ejércitos de espías e soplones infiltrados en la Sociedad pasado informaciones a la policía política de los comunistas, etc. Esta forma ridícula e incivilizada de enfrentar la cesantía es típica de los gobiernos totalitarios y dictaduras. Pagar mal por hacer algo inútil no es la solución inteligente (aunque recibir poco es preferible a no recibir nada). En las Democracias en que sobresale el sistema capitalista se prefiere el uso del “seguro-cesantía”. Este seguro es mejor que los sueldos de Cuba y Venezuela pero no es permanente. Lo que trae de vuelta al Trabajador el problema de la cesantía. Los gobiernos más preocupaos con la situación, crean oficinas de búsqueda de Trabajo para los necesitados de eso. Esta es una solución parcial para parte de los trabajadores sin trabajo. Dicen que las oportunidades de trabajo aumentan con la escolaridad de los candidatos. Esto NO es verdad. Cuba está lleno de profesionales dirigido taxis, vendiendo paltas, atendiendo en cafeterías, leyendo el diario Gramma (obligatorio) a los trabajadores en sus puestos de trabajo. Médicos trabajando media jornada como enfermeros, dirigiendo ambulancias, trabajando como oficinistas, etc. Todos mal pagados por el Estado. Los gobiernos no dan la importancia que tiene el problema, talvez porque no tienen la solución definitiva. Otras dictaduras diferentes de la del comunismo (nazismo) resolvieron el problema de la cesantía, metiendo todo el mundo en las FFAA y usando trabajo esclavo cuando faltaba mano de obra. Se nota que falta una política seria para abordar y definitiva para solucionar el problema, en todo lugar. A los trabajadores no nos gusta quedarnos CESANTES o trabajar sin recibir o recibir sin trabajar. Luchamos por la DEMOCRACIA y tenemos ODIO y ASCO de las DICTADURAS.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *