CAPITALISMO SALVAJE

Muchos de nosotros sufrimos las consecuencias del “capitalismo salvaje” practicado en las Democracias imperfectas. Son millares de cosas, algunas pequeñas y otras grandes. Veamos una grande: en Chile, donde se practica el capitalismo salvaje, la educación y la salud públicas son pagadas. Es decir, se paga al doble: por los impuestos cobrados a los Trabajadores y por el uso de estos establecimientos por los propios Trabajadores y sus familias. Una aberración total. Pequeñas cosas, como los bancos que cobran pequeñas cantidades (pero que la suma hace MUCHO DINERO) de los clientes haciendo uso de subterfugios legales. El capitalismo salvaje también es practicado entre empresas del área privada. Cuando una empresa manda la cobranza para 28/30 días, pone una multa por día de atraso pero se “olvidan” de poner un descuento por día de anticipación. En todos los casos (y son millares de ellos), está por detrás la “LEY DEL EMBUDO” (la parte ancha para los más fuertes y la parte estrecha para los más débiles). Los gobiernos de la Derecha ni se preocupan con eso, muy por el contrario se ladean para el lado más fuerte, de forma que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres. ¿Justicia social? Ellos ni saben lo que eso significa. Los Trabajadores no marxistas SOCIALISTAS DEMOCRÁTICOS debemos luchar en forma incesante y contundente por la Justicia social en nuestros países, siempre dentro de la Democracia.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *