MARLENE ENGELHORN

Recientemente supimos por la prensa internacional que la Srta. Marlene Engelhon de 20 años, estudiante universitaria, austríaca, informó que renunciaba a la enorme fortuna de más de 4 mil millones de dólares que su abuela – dueña de la empresa BASF de Alemania – le dejó de herencia. Dijo que, por lo menos, 90% de eso ella donará a terceros. Gesto muy bonito. Pero veamos qué sucedería con esa fortuna si aplicamos el sistema Socialista Democrático de Contribución Social (impuestos).

Ella recibirá casi 40 millones de dólares mensuales solamente de intereses por esa fortuna. O sea, mucho más que los 50 sueldos mínimos de un Trabajador común. En resumen, ella pagaría 50% de impuesto sobre la renta (que es el máximo porcentaje cobrado por el sistema Socialista Democrático de impuestos). Serian 20 millones de dólares por mes que recibiría el fisco en forma permanente todos los meses.

 Ella podría donar los otros 20 millones, todo mes, a quien ella quisiera, sin pagar más impuestos.

Recordemos que el sistema Socialista Democrático de Contribución Social solo considera la existencia de dos impuestos: uno a la renta y otro al lucro empresarial.

Los productos y servicios no tienen impuestos, apenas son colectadores (recaudadores) de impuestos.

 El Socialismo Democrático se opone al comunismo.

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado.