PRINCIPIOS SAGRADOS

El día 2 de septiembre de 1945, a bordo del navío de guerra Missouri, anclado en la Bahía de Tokio, fue firmado la rendición incondicional del Imperio Japonés a las fuerzas aliadas lideradas por los EEUU. En esa oportunidad, después del acto solemne de rendición, el General Douglas MacArthur hizo un discurso en el cual destacó que “el mundo se encaminaba para una era de PAZ, TOLERANCIA e JUSTICIA”. Cabe explicar aquí, que estos tres principios son fundamentales para una Sociedad cualquiera que se auto-intitule de DEMOCRÁTICA. Para nosotros los Trabajadores NO marxistas SOCIALISTAS DEMOCRATICOS, estos tres principios son sagrados. Luchamos por ellos en forma incesante, manteniéndolos como objetivos de vida.  Veamos, ahora, cómo son estos tres principios en una dictadura comunista. La PAZ en un sistema comunista es mantenida con represión máxima a punta de bala. Quien no está satisfecho se queda callado o va para la cárcel. Esta no es la PAZ a que se refería el General MacArthur en su discurso. La TOLERANCIA, no existe en un sistema de gobierno de una dictadura comunista, ya que ellos no aceptan ninguna opinión diferente. ¿Y la JUSTICIA? ¿Cómo se puede hablar de Justicia en una dictadura en que los jueces son nombrados por el gobierno y es prohibido a los Trabajadores tener sus propios partidos políticos? Sabemos que el IMPERIALISMO MARXISTA pretende nos enjaular a todos en una dictadura comunista. Tenemos ODIO y ASCO de las dictaduras. El nuevo gobierno del Japón pidió al General McArthur que la nueva Constitución no considerara Fuerzas Armadas. Pedido aceptado por el General, para que así el país tuviera dinero para la reconstrucción. Pero que así que fuera posible seria creada una Fuerza de auto-defensa, tan pequeña que no seria amenaza para nadie. ¡¡El Japón REFLORESCIÓ!!

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *