LA FILOSOFÍA SOCIALISTA DEMOCRÁTICA

Como todos sabemos, la Filosofía es la ciencia (algunos dicen que no es una ciencia) que nos enseña a pensar sobre algunas cosas de la vida. El objetivo final de la Filosofía es presentar al ser humano una justificativa (más bien una interpretación) y una respuesta a numerosas preguntas que nos hacemos sobre la vida. Si pensamos detenidamente y con más atención, la Filosofía estudia y provee respuestas, pero estas son apenas simples propuestas, no son verdades absolutas ni comprobables. Ejemplo: “todos los hombres nacen iguales”´. Si pensamos rigurosamente, eso no es verdad.  El hijo de una familia rica y/o poderosa nace rico y poderoso. Y el hijo del pobre ya nace pobre y con destino incierto. Esto sucede en el comunismo (hijos y nietos de los Castro en Cuba, nacen con derecho a tener o manejar autos lujosos Mercedes Benz deportivos y jamás pasar hambre, llevando una vida de bon vivant, no les faltando nada. En cambio, el hijo de un operario pobre ya nace pobre y con hambre toda su vida miserable. Talvez algún día pueda comprar hasta una bicicleta – si es un buen comunista con carnet y hace muchas “horas extras” sin sueldo como “voluntario rojo”. Esto también sucede aproximadamente en el capitalismo y en las dictaduras religiosas como el Talibán.

En la Filosofía Socialista Democrática se pretende mostrar que es posible vivir en libertad en una Democracia con el objetivo de resolver los problemas sociales (Créalo quien quiera).  Para esto es recomendable seguir algunos tópicos pre-establecidos (son apenas ocho). Pero el objetivo mayor y fundamental es HACER FELIZ LA VIDA DE TODOS, sin necesidad de implantar una dictadura, que todo lo prohíbe (principalmente la LIBERTAD) y entrega muy poco. La Filosofía Socialista Democrática rechaza categóricamente el evangelio de los comunistas, que es: DEBEMOS ODIAR AL QUE TIENE MÁS QUE NOSOTROS. En contrapartida, establece que debemos odiar la miseria, la pobreza, la Injusticia Social, la falta de oportunidades, odiar la opresión, las dictaduras. Debemos respetar todo y a todos, principalmente a quien nos respeta del mismo modo. Por eso los que seguimos la Filosofía Socialista Democrática somos partidarios de prohibir los Partidos antidemocráticos, como el Partido Comunista y el Fascista, hasta que ellos nos den los mismos derechos igualitarios en los países que gobiernan.

Uno de los exponentes de esta filosofía es el profesor politólogo y sociólogo italiano NORBERTO BOBBIO, que nos muestra la factibilidad de un perfeccionamiento constante de la Democracia para hacerla mejor y con más justicia social, sin necesidad de instalar una dictadura opresiva (por señal, todas las dictaduras son opresivas).

Con referencia al aspecto económico, creemos que sea posible “tolerar” un “capitalismo mixto” en lugar de un “capitalismo 100% estatal”, hasta que sea inventado un sistema mejor que estos dos, ya que toda sociedad precisa absolutamente de un capitalismo para poder funcionar.

Dicen que la Filosofía Socialista Democrática rechaza al comunismo. ¡Si, esto es verdad!, pues el comunismo representa la falta total de libertad, representa el EGOÍSMO en su grado máximo, pues solo ellos (los comunistas) se dan el derecho de mandar, de tener su propio partido político (Partido Comunista), de administrar el país y todas las empresas de él, solo ellos son dueños de la verdad, son completamente intolerantes, etc.

Los que profesamos y seguimos la Filosofía Socialista Democrática, podemos pertenecer a cualquier partido político, sea este de derecha, del centro o de izquierda, sin perder el objetivo principal: resolver los problemas de la sociedad en Democracia y libertad.

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado.